El Dinero y los niños

¿Debemos dar dinero a los niños? ¿A partir de qué edad? ¿Cuánto debemos darles?

.

Estas son las tres preguntas que más me hacen los padres y a la mayoría les asusta mi respuesta:

“Mi hijo de 7 años es consciente de la importancia del dinero y del ahorro. Él recibe de vez en cuando algún dinero (del ratoncito Pérez, para su cumpleaños, cuando le encargamos alguna tarea y la hace bien, etc) y él mismo se lo gestiona. Eso sí, antes de cogerlo de su hucha me explica en qué se lo va a gastar”

Es fácil distinguir los padres que han crecido en un entorno donde hablar de dinero “es de mala educación”, porque al escuchar mi respuesta se sorprenden de que le hable de ello a un niño de 7 años. ¿Por qué no debería hacerlo?

El dinero forma parte de nuestras vidas y de nuestro futuro, es esencial que de pequeños aprendan a tomar el control porque si no, el dinero acabará controlando sus vidas.

La educación financiera de tus hijos no empieza cuando cobran su primera nómina, sino que debería empezar cuando intuyen que el dinero sirve para obtener cosas.

Cuando nos ven a nosotros coger dinero para pagar la comida, o sacarlo del cajero automático podría servir de excusa para ir explicándole que es y para qué sirve.

.

chocolate

Cada noche cuando lo acuesto hablamos de lo que hemos hecho durante el día. Él me explica sus historias en el colegio, y yo le cuento mi día. Si le digo que he hecho “un Finanpolis”, me pregunta cuanto he ganado y cuanto me he gastado en comprar comida. Pongo cifras sencillas y si gasto más, me dice que no debería haberlo sacado de “mi hucha”.

A esto se le llama educación financiera, una asignatura que no se enseña en las escuelas.

.

Otra de las reacciones de rechazo es cuando digo que alguna vez le doy dinero por hacer bien un encargo. ¿Acaso no funciona así el mundo laboral?

Por ejemplo: le encargo que se ocupe de poner la mesa durante una semana y si lo hace a tiempo y bien, le doy 2€. Con eso consigo que se responsabilice de algo, que participe en las tareas de casa, y además obtendrá un “salario” por hacerlo esa semana.

Lo hago de vez en cuando y me sirve para que vaya aprendiendo cómo funciona el mundo laboral y explicarle cómo consigo ganar dinero.

.

Cuando los padres han entendido que esto forma parte de nuestra vida diaria, me preguntan… ¿y cómo has enseñado a gestionar y ahorrar dinero a un niño de 7 años? Pues muy sencillo, con los videojuegos!

Algunos de los juegos que tiene consisten en ganar puntos, monedas o gemas que luego deben cambiar por otras tabletcosas para poder mejorar y seguir subiendo de nivel.

Pues bien, al principio siempre gastaba esos puntos en cosas absurdas, pero un día me dijo que quería conseguir un dragón poderoso y no tenía puntos suficientes. Aproveché para explicarle que si los guardaba, cada día tendría más, y en poco tiempo podría conseguir ese dragón.

A partir de ese momento fue acumulando puntos. Sin darse cuenta estaba entendiendo el concepto del ahorro y la importancia de cómo gastarlo.

 

A medida que vayan creciendo es importante que sepan administrarse su propio dinero, una cantidad semanal o mensual ayudará al niño a tomar sus propias decisiones, conocerá sus límites y pensará en la mejor manera de invertirlo. Dale la oportunidad de equivocarse, los errores forman parte del aprendizaje.

.

Aunque… quizás los primeros que deberíamos aprender educación financiera serían los adultos

 

Artículo de Elisa Martínez  publicado en el periódico digital  Cat.Econòmica http://www.cateconomica.com/Articulo/A-que-edad-debo-darle-dinero-a-mi-hijo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *